El proceso de aprendizaje es permanente y aplicable a todos los ámbitos de nuestras vidas. La autonomía, como la practicaremos en este curso, permite tomar decisiones sobre qué, cómo y cuándo aprender guiando nuestro proceso.